LOS ENEMIGOS DE LA PAREJA

No es un ejercicio fácil desnudar a los enemigos de la pareja. Se requiere de mucha observación, determinación y complicidad en la terapia para conseguir identificarlos y luego superarlos.

En terapia nos damos cuenta de la fragilidad de la unión de la pareja y de cómo desnudando a esos enemigos, conseguimos reforzar el vínculo desde una nueva comprensión.

Los 7 enemigos más comunes de la pareja:

1 – LA HERIDA BIOGRAFICA:

Con el tiempo la herida biográfica emerge y el cómo uno se protege del dolor que siente, tiene un impacto en la relación.

Está directamente relacionado con todo un paisaje vinculado al pasado. Sería fácil atribuir nuestro malestar a los comportamientos del compañero/a, y sin embargo, al explorar y ahondar en ello descubrimos que es nuestra propia herida biográfica la que nos provoca el malestar.

2 – FALSAS CREENCIAS: ¿SOLO HAY UN MODO DE AMAR Y SER AMADO?

Solemos creer que hay una manera única de demostrar amor, de “AMAR DE VERDAD”,… ¿Cómo puede ser eso cierto? Las distintas influencias y el propio condicionamiento social nos conducen al amor romántico, y sin embargo desconocemos la manera en que el otro se siente amado ¿por dónde le entra el amor?… ¿Con caricias o con simple respeto, con escucha o con reconocimiento? A veces el amor entra por la herida…

Es buena idea renunciar a la creencia de que conocemos plenamente al compañero y a nuestra relación. Aunque esto nos desbarate la idea preestablecida…, Siempre es mejor estar en contacto con la realidad.

3 – MIEDO al CAMBIO y LAS DISTRACCIONES

La relación se ha ido transformando con el tiempo y uno, por el motivo que sea, quiere regresar a esa fase inicial aunque no sabe cómo. La realidad es que no hay modo de regresar a esa etapa, la relación ha ido avanzando a través de las etapas del ciclo vital de la pareja, y por diversos motivos el espacio de la pareja se ha reducido.

Hay miedo a encontrarse de nuevo, a ser rechazados, un deseo y un miedo, y entonces miramos para otro lado, y para seguir unidos metemos cualquier cosa de por medio, he aquí una paradoja, la de la unión mediante el conflicto.

4 – LA INTIMIDAD DENTRO DE LA PAREJA

No es la intimidad un enemigo de la pareja en si, sino más bien un hecho incómodo, desconcertante,… la mejor imagen para entender esta experiencia es la de una fusión sin salida, la pérdida de la individualidad.

Por eso es importante aprender a manejarse en una danza de contacto y retirada, como el movimiento de un acordeón que nos permite tomar aire en la retirada y entregarnos en el contacto.

5 – LA INTERPRETACIÓN DEL ESTADO DE CRISIS

La pareja no es consciente de que ha venido funcionando bajo un acuerdo mutuo, el que sea: formar una familia, divertirse, ser compañeros de piso, salir a ver mundo juntos, compartir gastos, responder a una imagen social, etc. Tal acuerdo, debería actualizarse, pero debido a que no somos conscientes del propio acuerdo, no lo actualizamos.

Es el período de crisis el tiempo de renegociación de la pareja, una oportunidad para revalorar ese acuerdo. No significa otra cosa que… “disculpen, seguimos construyendo esto”.

6 – LA ORGANIZACIÓN PATRIARCAL Y LA CRIANZA

La experiencia de la crianza es devastadora para la mayoría de las parejas, por varios motivos:

Sucede un cambio interno, sentido como una pérdida de la individualidad y la libertad personal, en los próximos años nuestra vida estará enfocada principalmente en la satisfacción de las necesidades de la criatura.

Ante la soledad a la que la familia se ve abocada en nuestra sociedad, la pareja se convierte en un microsistema bajo la presión de ser capaz de sostener sus propios miedos, ansiedades, y necesidades varias. La realidad es que se necesita una red de apoyo más allá de los propios padres.

La organización patriarcal como una convergencia de obstáculos que van desde el binomio proveedor-proveído, hasta la dificultad de conciliar la vida laboral y familiar, lo que supone cierta renuncia a los proyectos personales o laborales generando un impacto en la pareja.

El salto de la pareja a la familia se presta a proyecciones y automatismos. La complejidad radica en integrar la imagen de mi pareja, con la imagen del padre/madre de mi hijo/a, y limpiarla de imágenes de mi propia historia personal. Este punto, que aunque sea breve, es el más importante de todos y quizá el más complejo de entender.

Leer más…

7 -EL IMPACTO DE ACCIDENTES, PÉRDIDAS y CIRCUNSTANCIAS ADVERSAS

El amor es frágil ante las circunstancias y contratiempos que transita la pareja. Una situación de desempleo golpea en la autoestima de uno de los miembros; una pérdida reciente hace que alguien se suma en una profunda depresión; un embarazo malogrado; una situación estresante laboral; una difícil relación con los suegros; alguien recibe una agresión o tiene un accidente y todo cambia…

Cuando decidimos entrar en una relación, la vida del compañero y sus contratiempos terminan por afectarnos, lo individual impacta en la relación, y cómo manejemos tal complejidad influye en un mayor encuentro o un desencuentro en la pareja.

ANTE TODOS LOS ENEMIGOS, CUÁL ES EL MEJOR PACTO?

Es no dar nada por hecho,…Como hemos dicho anteriormente: “disculpen, seguimos construyendo esto”.

La pareja es un logro, es el fruto de un gran trabajo.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad